¿Cómo elegir el tono de Polvos?

Si hay un momento decisivo a la hora de maquillarse correctamente es aquel en el que eliges el tono de polvo compacto que usarás a diario. Aunque parece algo sencillo, la verdad es que se trata de toda una ciencia y para entenderlo consultamos a una experta de maquillaje. ¿Lista para elegir acertadamente?

¿Sabes qué tipo de pigmentación tiene tu piel?

Lo primero a saber es que hay diversos tonos de piel y además de pigmentación. Por ejemplo, en Latinoamérica la pigmentación de la piel se torna hacia los colores: rosado y amarillo, mientras que en otros países la tendencia es a pigmentaciones blancas. Así bien, cada color de polvo compacto tiene ciertas variaciones de pigmentación que las marcas atienden en números, por ejemplo, un polvo compacto para piel trigueña puede alcanzar hasta 8 variaciones, siendo el número 1 el más suave y el 8 el más fuerte, dependiendo de la pigmentación.

Dicen los expertos que: “depende mucho de la siguiente pregunta ¿mi piel es blanca rosada o blanca amarilla? Incluso, muchas veces las pieles negras no se fijan en eso pero tienen pigmentaciones. Hay pieles negras que son rosadas y otras que son amarillas. Entonces es importante ver que no solo se trata del color de mi piel sino de la pigmentación de ella”.

¿Cómo conocer el tipo de pigmentación de mi piel?

Lo mejor para conocer el tipo de pigmentación de tu piel es estar totalmente desmaquillada y lo ideal es revisar si tu piel tiene un tono amarillo o rosado. Sin embargo, si detallas tu rostro, tu cuello, los brazos y las manos, la respuesta será más acertada. Si tienes dudas, lo mejor es dejarte aconsejar por las asesoras en los lugares especializados de venta de maquillaje.

Y es que asesorarse correctamente es una parte fundamental para elegir el polvo compacto adecuado para tu piel, por lo menos así lo indica una experta en maquillaje, “a veces nosotras somos muy tercas y si llevas toda la vida aplicándote un polvo compacto no lo quieres cambiar. No hay que hacer caso omiso a las sugerencias”.

Además, para ella es fundamental acercarse a puntos de venta especializados para probar los polvos compactos, “siempre hay que probarlo sobre la piel del rostro. Nunca prueben el polvo sobre la mano, ni sobre la piel del brazo. No es el mismo tono. Nunca te va a dar el mismo color”, puntualiza.

¡Errores al usar polvo compacto!

Elegir el color equivocado del polvo compacto: Se trata un error muy frecuente a la hora de maquillarse, ya sea por afán o por falta de información. No se recomienda comprar este tipo de productos por catálogo. “Lo que uno ve en el papel no es idéntico al producto real”, explica la experta en maquillaje.

No aplicar bien el polvo compacto: Es posible que hayas dado con el color ideal para tu piel, pero quizá no estás aplicando de manera correcta tu producto, por ello “es mejor aplicarlo con una brocha para que éste deje una apariencia más liviana y así no va a quedar desnivelado, con el pomo (espumita) es posible que se note más de un lado”.

En la actualidad existen diversos tipos de polvos compactos desde los más tradicionales, los que tienen protección solar, los especializados para pieles grasas, aquellos hechos con materias primas naturales como los de seda de arroz, los traslucidos que eliminan el brillo, hasta los que son medicados para pieles sensibles.

Así que si sigues los pasos que dictan los expertos y te dejas asesorar en los puntos de venta especializados, es posible que hayas acertado perfectamente a elegir el tono de polvos compactos para tu piel.

Cuéntanos qué características tenías en cuenta al comprar tu maquillaje antes de leer este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You can`t add more product in compare
WhatsApp chat